Etiquetas

donna352

La fantasía es un fruto de la inteligencia y la inteligencia puede extinguirse cuando se llega a la ancianidad. En cualquier otra edad puede ser más o menos lúcida y lo mismo vale también para la fantasía, como también para todas nuestras prerrogativas o aquellas que nosotros consideramos como tales.