Etiquetas

mostro12

Si el amor fuese un sentimiento sólo ligeramente más intenso de lo que a veces infortunadamente siento, no podría considerarlo que como algo monstruoso y, por tanto, efectivamente insoportable e imposible vivir. Pero el amor nunca va más allá de ese límite porque en verdad es ya un monstruo. Un monstruo refinado y cruel que me devora día tras día, pero sólo en parte, de modo que lo que queda de mí pueda reproducirse para la supervivencia mia y suya.