Introspección

Etiquetas

Introspección 6

No querer dar explicaciones a uno mismo es eludir la hipótesis que esas existan.

Sensaciones

Etiquetas

Sensaciones 9

En la relación afectiva que existe entre dos personas, hay un solo elemento esencial: el instante.
Todo el resto, incluida la persona misma, no son otra cosa que instrumentos mediante los cuales el instante viene vivido. Ambos se pueden olvidar pero, mientras la primera pertenece sólo a sí misma, el segundo es y permanece nuestro para siempre.
Sólo el instante puede pertenecernos verdaderamente aún en el recuerdo y en el recuerdo perpetuarse en fragmentos de sensaciones.

Pensamiento

Etiquetas

Pensamiento 21

En la cavidad de un cráneo algunos granos de polvo tienen la ilusión de pensar.

Sensaciones

Etiquetas

Sensaciones 8

La imaginación de un acontecimiento feliz que debe suceder o el recuerdo del acontecimiento mismo son más gratificantes que el hecho en sí.

Concatenación

Etiquetas

Concatenación 11

Sin la ilusión de donar, cada sensación sería reabsorbida por ese alucinante sentido del límite que desde siempre me limita.

Concatenación

Etiquetas

Concatenación 10

A veces ni siquiera gritar rompe el silencio.

Concatenación

Etiquetas

Concatenación 9

Un duelo, finalmente un duelo, me dijo mientras mi rival cargaba la pistola. ¿Y yo? Yo estaba frente a él inerme y desarmado. Sólo en aquel momento me daba cuenta. Los padrinos comenzaron a contar los pasos. ¿Cómo podía decirles que me había olvidado el arma? No, ya no era posible. La cuenta estaba terminando. Nos encontramos frente a frente, un disparo y mi enemigo cayó al suelo sin vida. Corrí inmediatamente hacia él, y mientras le tenía la cabeza entre las manos me miré por última vez.

Concatenación

Etiquetas

Concatenación 8

Mientras se espera un hecho que no sucederá jamás, sucede todo el resto.

Sensaciones

Etiquetas

Sensaciones 7

Un susurro más allá de la persiana entreabierta, más allá del parque, más allá del mundo. Dentro de mí.

Sensaciones

Etiquetas

Sensaciones 6

El fragor de un trueno.
Luego, sólo el corazón indicaba los latidos del silencio.