Pensamiento

Etiquetas

donna132.jpg

Muy seguido las preocupaciones representan solamente la intención de dar una justificación adelantada de un probable resultado delusorio y, por consigiente, es indispensable obligarse a cancelar su esencia del subconsciente.

Sensaciones

Etiquetas

vuoto4.jpg

A veces me pregunto cómo es posible dominar la mente hasta el punto de confinarla en los rincones más ocultos del cerebro sin ser atropellados por deseos de evasión siempre presentes especialmente en los momentos de vacío mental como los que periódicamente nos toca vivir.

Pensamiento

Etiquetas

donna127.jpg

Casi siempre las respuestas esenciales se dan cuando ya no nos interesan tanto, y de esto modo pierden tambien su esencialidad.

Sensaciones

Etiquetas

solitudine53.jpg

La vida siempre está impregnada de sensaciones de inseguridad y de miedos ocultos de los que no logramos conocer las causas reales que en verdad serían fáciles de entender si no fuesen exclusivamente personales.

Pensamiento

Etiquetas

testa3.jpg

La costumbre de un descanso mental prolongado puede crecer hasta el punto de hacer difícil aún la simple elaboración de una idea que de este modo nunca llegará a concretarse.

Duda

Etiquetas

dubbio8
Dudas, dudas, dudas… ¿Es legítimo tener dudas?

Sueño

Etiquetas

morte23.jpg

No es extraño que de noche el mundo onírico de la vida y de la muerte se superpongan hasta hacer difícil notar sus diferencias.

Sensaciones

Etiquetas

sogno85

Sólo cuando se ama el tiempo que pasa enfatiza las distancias sin atenuar la nostalgia.

Sensaciones

Etiquetas

ombra20

Los días corren cada vez más rápido y la memoria, que no logra seguirlos, construye engaños que quitan ese sentido de continuidad indispensable para permanecer ligados a la realidad.

Pensamiento

Etiquetas

uomo ruine

Seguramente llegará el día en el que para mí será muy difícil vivir en este país ya sin raíces, donde el reflejo de mi imagen es una antítesis y donde mis amigos se hunden con felicidad. En este país angosto de fronteras provisorias, donde los hijos no sienten el viento del porvenir ni el orgullo de un pasado; donde las ambiciones tienen el paso corto y arrogante con limitaciones desconocidas. En este país donde el orgullo es ignorancia, donde los triunfos se regalan y los vencidos no saben que lo son, donde el presente es todavía futuro. Donde mi vecino no quiere reflejarse en otro lugar que no sea su mundo formado por pequeñas cosas, por grandes presunciones y por enormes tristezas, sin que se lo pueda ayudar.