Etiquetas

sogno84.jpg

No existe nada que pueda perpetuarse eternamente, pero, en las arrogantes creencias de nuestra eternidad ilusoria, lo que de todas maneras representa el pernio de nuestra oscilación existencial se preferiría que permaneciera siempre tal y cual.