Etiquetas

decadenza11

Ver que se ignoran algunas virtudes que quizás no son tales pero que sigo considerando importantes ha roto un equilibrio que ya de por sí es inestable y precario.

Sin presunción, y tal vez ésta es mi única presunción, creo tener una idea clara y precisa de lo que digo y el tiempo, estoy seguro, dirá que tengo razón. Pero lamentablemente es propio esto, el tiempo, que me falta.