Etiquetas

fiume4.jpg

El agua de dos ríos que se juntan se hace más fría, más impetuosa, más abundante, más arrebatadora y más fuerte porque, uniéndose, van en la misma dirección, pero uno de los dos fagocita el nombre del otro. Hasta el mar.