Etiquetas

guerriero3.jpg

La lucha sigue, atroz, despiadada y sin reservas. A vez siento el deseo de rendirme, pero luego pienso que la capitulación sería peor que continuar a combatir. Por lo tanto resisto sabiendo que cualquier batalla presupone un único objetivo: ganar.