Etiquetas

ciclone.jpg

Nadie logra vivir completamente la propia vida pues está demasiado comprometido con ella. Es como hallarse en el ojo del ciclón y consiguientemente no poder verse desde afuera; por tanto es imposible dar un juicio objetivo sobre quién somos, cómo somos y sobre todo cómo nos comportamos.