Etiquetas

Aforismo 24

Derrotar las propias derrotas para una victoria real.