Etiquetas

Aforismo 27

Todo afecto es esencialmente resultado de carencias y necesidades, por lo tanto completamente ilusorio en la propia deformación.