Etiquetas

Concatenación 16

La verdadera felicidad puede ser gustada sólo en la verdadera seguridad. La verdadera seguridad es sentirse protegido por una especie de útero virtual.
Por lo tanto, percibir la verdadera felicidad significa sentirse protegido por un útero, ser consciente que es virtual y por consiguiente no tener necesidad de él.