Etiquetas

Aforismo 46

Felicidad es no deber preguntarse nunca qué cosa sea.