Etiquetas

Concatenación 21

Y mientras el despierto se adormentaba el durmiente se despertaba y en la propia identidad interior ambos se fundían dándome la conciencia de existir.