Etiquetas

Aforismo 49

La verdadera libertad es soportar la imposición de los propios deseos. La verdadera esclavitud es estar convencidos de ello.

Salva