Etiquetas

Aforismo 53

Detenerse un instante, un solo instante. Imposible; un instante es para siempre.