Etiquetas

pillola5

Sabemos que a determinar la alternancia de períodos de tristeza con otros de alegría y viceversa contribuye la prevalencia de una sustancia sobre otra. Por lo tanto es cierto que dentro de poco una píldora o un supositorio serán capaces de darnos la eterna felicidad. ¡Qué tristeza!