Etiquetas

aquila

Desesperarse, abatirse, asombrarse ¿Por qué? ¿Por qué cosa? Si todo era anunciado, previsto y predecible aún en el más insignificante de los particulares, el sentirse desilusionados quizás no había sido calculado. Lógica ilogicidad del subconsciente: existe siempre la recóndita esperanza que se materialice lo abstracto, que se realice la utopía, que se cumpla lo imposible, si ello está oculto entre los pliegues de nuestros deseos.