Etiquetas

cattedratico2

Una persona erudita nunca podrá llegar a ser genial porque el arte puede crearlo sólo quien es realmente libre. Y lo es, sobre todo, de su propia arrogancia.