Etiquetas

uomo170

 

ESPERANZA LEJANA

 

Espolvorearse

de interlocuciones bifrontales

para dar una ausencia

coloreada

de presencia lejana.

Nunca lo aceptaré

hasta que

el concepto del yo

será el concepto del nosotros.

Un doble lenguaje

me ha atravesado el corazón

con la perfidia inocente

de la inconsciencia.

Sobre mi tronco de mármol

me hundiré de nuevo

en el pantano

de los pensamiento personales.

La opresión traicionera

de las arañas como larvas

que corren en mis venas

comprimiendo las sienes cansadas

con la fuerza de un huracán

colmo de victorias

me mata lentamente.

En la garganta

un catafalco de sangre

que adoro

como un dios pagano

me corta la respiración.

¿Cuánto puede valer

una idea sofisticada

si se hunde en el fango

de una idea presente

también a mi lado?

No existe ninguna esperanza.

Me aferro,

con la desesperación de quien

ha perdido la última posibilidad

de una esperanza lejana,

cercana, desconocida, clara y perversa

como una mente futura.

¡Ah! asesinos de los días importantes

se pagará con el olvido

la culpa

de no hacer nada.

No tengo más deudas.

Un balón en la cabeza

pagará la sola

que tengo con mi madre

sin que ella

reciba el saldo.

Tendría que dormir,

la cabeza me explota,

el corazón quiere emigrar

hacia compañías más seguras.
Luego vuelve

a refugiarse en el pecho.

Sabe

que afuera

existen sólo enemigos.