Etiquetas

sesso1

Con el pasar del tiempo, la sexualidad ha ido perdiendo su función primaria que era siempre la de la procrear, acompañada del satisfactorio ingrediente del placer físico. Actualmente, la constatación que la finalidad primaria sea casi exclusivamente la del placer físico, a veces acompañado de un deseo de procreación, siempre menos consciente y emocionante, nos está conduciendo hacia un período histórico pleno de egoísmo y despojado de ética, que nos cambiará radicalmente. De hecho, el resultado de este proceso será la desaparición de nuestra civilidad, almenos de aquella que algunos de nosotros desean perpetuar.