Etiquetas

Cuando cae el rocío, una flor se embriaga hasta la noche; luego, ya desvaída, saludará a una nueva flor.