Etiquetas

generazioni

EXPERIMENTALMENTE

 

El insulto de dos ojos

girados hacia dentro

para ver las entrañas

contraídas por la culpa

de todos

es el olor

de un hospital personal.

Es una camilla

sin tiempo

dividida

entre el bien y el mal.

Todo relativo.

Todo claro

en la perspectiva

que nos concierne

personalmente.
Todo lo contrario

para el que está de la otra parte

de una dimensión

real

para quien está sumergido en ella.
El olor acre

de un medicamento enfermo

incurable

útil

para el sucesor de la víctima.

La pesadilla

de una operación experimental

realizada con nosotros

con la deliberada intención

de matarnos

para salvar a otros.

Vivir experimentalmente

para decirle a quien te sigue

que viva de modo diferente.