Etiquetas

EL TIEMPO DE LAS FRESAS

Era
el tiempo de las fresas
y en una nube
de sensaciones opuestas y antitéticas
el final de la juventud
aveva el rostro de mujer.
Saberlo y no saberlo
adquiría
la importancia de una gestión
planificada.
Al principio de la coherencia
está la plaza
de las reuniones seniles
de las cuales
nos salva la fuga.
Lo creemos;
por esto nos capturan.