Etiquetas

Aforismo 21

Quien nunca ha aprendido a amar no sabe cuánto si es capaz de odiar.