Etiquetas

Poesia 4

NUNCA LLUEVE

Antes de abrir la puerta
reflexiona.
Una vez pasado el umbral
hallarás una compañía de elfos
preparada
a empujar quien entra.
No se vuelve hacia atrás.
Un perro desnutrido permanece
inmóvil
y vigila para que no
se detengan
los pensamientos.
Entrarás igualmente
sin meditar.
Dentro del cuarto
hay una nube oscura
que siempre espera.
Pero nunca llueve.