Etiquetas

pagliaccio2

A veces la sensibilidad es tan absurda que se complace de la propia tristeza, pero, por otra parte, creo que satisfacerse con alguna cosa, aunque si pueda parecer inconcepible, sea una necesidad indispensable.