Etiquetas

ragnatela1

Mientras se espera una liberación remota e imposible, quedamos prisioneros de una invisible telaaraña de concatenaciones que lentamente pero inexorablemente nos envuelve en un abrazo mortal.