Etiquetas

casa1

No es extraño que cada tanto el deseo de un cambiamento cualquiera se asome a la mente provocándonos velados y absurdos sentimientos de culpa.