Etiquetas

sogno35

Tiempo atrás soñé esto: una muchacha rubia y con un aspecto bastante agradable, triste y acongojada porque su hombre la quiere abandonar, implora a un individuo, del que recuerdo sólo el enorme sombrero negro de alas anchas, para que la ayude. Para obtener que éste convenza u obligue el hombre amado a permanecer en la ciudad donde vive ella, le da veintimil euros que son todos sus ahorros. El individuo acepta y le promete que hará realidad su deseo.
Pocos días después el avión en el que se encuentra el hombre de la muchacha explota mientras vuela y lo que queda de su cuerpo viene sepulto en una tumba cuyo valor es de veintimil euros exactos. La muchacha muy abatida le pregunta al individuo del gran sombrero porqué le hizo todo esto.
“¿No es lo que deseabas?” le responde el hombre y, con una sonrisa irónica, se va.
Cuando me desperté entendí cómo, a veces, nacen las inspiraciones para mis cuentos…