Etiquetas

aiuto2

El placer de exteriorizar las propias convinciones a otras personas es directamente proporcional a la propia fuerza de convicción.