Etiquetas

attesa1

Como siempre cuando se van los miedos vuelve el optimismo.
Pero por más que uno se pueda camuflar, al final de todo, ¡cómo somos hombres nosotros hombres!