Etiquetas

famiglia-felice11

Domingo, domingo. No existe un domingo sin miedos, sin aburrimiento, sin envidias, sin preocupación, sin temores, sin vacíos, sin remordimientos, sin tristeza. Por otra parte, a una distancia incalculable, existen las normalidades inalcanzables: prendas nuevas, niños en las calles, parejas abrazadas, felicidades evidentes, banquetas colmas, familias y helados.
Después llueve y todos van a casa: más parecidos a mí.