Etiquetas

felicità6

Una sonrisa dulce y sincera, sin ocultamientos ni alusiones, me recuerda no sé bien qué cosa. Tal vez aquellos pequeños juegos infantiles, que se hacían con muecas y tímidos gestos espontáneos pero sin hipocresía, llenos de un miedo extraño porque era nuevo y por tanto cargado de promesas condenadas a ser destruídas despiadamente con el tiempo.