Etiquetas

musica2

La música, no obstante sea sublime, no es que una concatenación de ruidos, particularmente agradables para el oído, articulados y coordinados para estimular nuestra sensibilidad que, en ciertos momentos, llega a sentirse satisfecha también espiritualmente.