Etiquetas

addio

Las luces y las sombras se reflejaban en un rostro enrojecido o a veces pálido. Expresar estados de ánimo durante un viaje realizado casi en silencio, respirando el aire hiriente de los recuerdos lacerantes, revestidos con fugaces sonrisas de miedo y felicidad fluctuantes, unidas en el calor de los desiertos de los sufrimientos más graves. Luego la lluvia, mucha, mucha lluvia como para borrar todo y todo queda. Mojado, enfermizo, pero queda.