Aforismo 39

Imposible erguirse victorioso para quien vence sólo las propias victorias.