Etiquetas

Reflexiones 2

En un futuro la genética nos dará la vida eterna: mortalmente prisioneros de un cuerpo que vive.