Etiquetas

Introspección 11

Una maniquín distraído estaba sentado frente a mí y yo movía mis hilos con la vana esperanza que me pudiese entender.