Etiquetas

Reflexiones 3

En cualquier relación duradera entre dos personas es inevitable que una de ellas prevalezca sobre la otra. También en la relación entre dos personas de sexo diferente el epílogo no cambia. En el caso en el que prevalezca el hombre, éste se siente satisfecho del propio poder. Si en vez es la mujer la que domina, se sentirá insatisfecha del propio poder, pues éste será siempre insuficiente ya que la propia inconsciente ambición no está en el poder en cuanto tal sino en la posibilidad de poder condicionarlo.