Etiquetas

robertor_rizzo

“¡Adios!” dijo y se suicidó renunciando a nacer.